Frases memorables

La gente hará cualquier cosa por aquellos que alenten sus sueños, calmen sus miedos, justifiquen sus fallos, confirmen sus sospechas, o tiren piedras a sus enemigos.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Juegos: Dice forge

Hoy probamos un lanzamiento reciente, del 2017 (aunque esté a punto de caducar), Dice forge; una mezcla interesante de "deck" building game con tiradas de dados, con... ¿construcción de dados? Veamos qué es ese invento.


Dice forge consiste en lo que su nombre deja entrever, que es "forjar" dados, o mejor dicho, modificarlos. Los dados, que vienen con unas caras predefinidas, se van lanzando al principio de cada turno, para luego ir ganando cada jugador los recursos que aparezcan en ellos, y acumularlos en nuestra tarjeta de control. Después, por orden, cada jugador elige entre comprar caras de dado y modificar sus dados, o comprar carta de efecto, dispuesta en el centro del tablero. De este modo, poco a poco iremos cambiando las caras de nuestros dados al gusto.

La mecánica es básicamente esa. La gracia está en decidir cómo cambiar nuestros dados, o con qué cartas hacernos. Si bien es imposible saber qué sacaremos en los dados, a base de modificar caras mejoraremos nuestras posibilidades de sacar lo que queremos, y las cartas nos darán puntos de victoria, cambios de cara gratuitos, tiradas adicionales, etc. Lo suyo será pensar en varias estrategias, para que en función de lo que saquen los dados podamos usar una u otra, pero también la gracia está en ser una especie de Dominion en el que hay un cierto factor azar, sin ser exagerado.


Uno podría pensar que el juego se hará pedazos enseguida, con tanto cambio de dados por aquí y por allá, pero la verdad es que de momento hemos jugado varias veces y no hemos tenido problema. El acabado es sólido y no tiene pinta de estropearse con facilidad. Además, el apartado estético es visualmente agradable, simpático diría yo, y muy claro, dando lugar a poca o ninguna confusión. Por último, la caja está soberbiamente organizada, con un hueco para cada cosa, y un "mapa" de cómo guardarlo todo de forma rápida, fácil e inconfundible. Si tuviese que quejarme en algo del apartado material, sería sólo que no sigáis la recomendación de utilizar una de las caras de plástico como palanca para quitar otras si no queréis que acaben melladas enseguida; usad mejor unas pinzas, un pequeño destornillador, o algo para sacar las caras y poner otras.

En resumen, un juego que no reinventa la rueda, pero le da un toque curioso a la idea de los "deck" building games. Tiene un factor azar moderado, ya que hay tiradas, pero rápidamente definiremos nuestros dados así que los resultados posibles son algo en base a lo cual podremos planificar estrategias. Y tiene una selección suficiente de cartas como para que las 15 que usamos en una partida no sean siempre las mismas y añadan un punto más a la rejugabilidad. Todo en un pack de 35€ de PVP, un precio modesto en una caja de este tamaño y contenido para un juego ágil, rápido de aprender, variado, y con un tiempo medio de partida de 45-60 minutos.

Si os gusta tirar dados y una mecánica de modificar fuentes de recursos, planear y comprar, yo sin duda lo recomiento; no sería el primero juego de una lista para una ludoteca, pero de seguro que lo recomiendo como uno a tener.

Dossvidanja!

No hay comentarios:

Publicar un comentario